Letra G
21902
Fans
18125
Seguidores
El Club

14-07-2017

“Se hace ed. física en la H”

Es la década azulada para Gabriela Marcos, ya que trabaja como Directora de la Escuela Secundaria “René Favaloro” desde 2007. La institución educativa de Gimnasia tiene más de 150 jóvenes, y una mayoría continúa su camino en la Universidad. “Hay un uso pedagógico del celular, trabajan problemáticas sociales como el género o discriminación”, cuenta para Letra G.

El Bosquecito es el emblema de desarrollo, la columna vertebral del Club. Aparte de las instalaciones deportivas, Gimnasia cuenta con un colegio primario y una escuela secundaria. En esta última se ofrece a una entrevista la directora Gabriela Marcos, quien egresó en la Facultad de Bellas Artes (UNLP) y actualmente está cursando una especialización en Pedagogía de la Formación en la carrera de Ciencias de la Educación.

“Soy marplatense. Por influencia de mi hermano primero y mi marido después, Gimnasia llegó a mi vida. Siempre le tuve cariño al Lobo, mi hija es tripera y mi corazón está puesto acá”, cuenta en una pequeña pero cálida oficina. Para llegar, hay que ver las banderas de Argentina y Gimnasia flameando, con cuadros de Favaloro y afiches realizados por estudiantes sobre temas que tensionan lo cotidiano.

Gabriela también ejerce la docencia en área de Plástica en la escuela primaria de Gimnasia. “El recorrido educativo en el Club puede ser del jardín hasta el último año de la secundaria. Hay una prioridad para aquellos que vienen desde la primaria, con preinscripción en septiembre”, expresa en relación a los cupos. Actualmente, en la Favaloro hay 156 estudiantes que se forman con orientación en ciencias sociales, en una búsqueda a futuro de centrarse en la educación física, según explica Gabriela, quien se dispone a responder preguntas para este medio.

¿Cuál es el perfil de las y los estudiantes?

Son grupos con una pertenencia muy fuerte porque están mucho tiempo juntos. Es un curso por año con un ideal de 30 chicos. En general, hay un buen nivel en tanto predisposición y responsabilidad. Este año nueve alumnas viajan a Mar Del Plata por las Olimpiadas de Matemáticas, una chica está por ser preseleccionada para el Nacional. Por otra parte están los chicos que hacen fútbol. Hay viernes que no vienen porque viajan, la inasistencia queda registrada pero no se suma. Lo mismo pasa con Voley y Básquet. Está avalado, entendemos que están representando al Club.

Supongo que pertenecer a Gimnasia otorga una cuestión identitaria distintiva para la institución…

Sí, igual la escuela está abierta a toda la comunidad. Obviamente que la mayoría de las familias son socias de Gimnasia. Tuvimos un caso de una chica que era de Estudiantes, pero porque le cerraba el proyecto educativo (risas). Tratamos de tener un lazo y reforzar la pertenencia con el Club, por eso ampliamos los lugares de educación física. Un día practican en el Bosquecito, otro en la Sede, y este año gracias a la insistencia de un profesor, logramos un espacio debajo de la platea H, en el Estadio.

¿En qué momento estructural se encuentra la escuela?

En 2007 convivíamos con primaria, en 2008 se inauguró este edificio con tres aulas. Luego, con muchísimo esfuerzo, se hicieron tres aulas más. El año pasado se inauguró el SUM de primaria y su comedor. Con la colaboración de cada comisión directiva, en un momento con ayuda de los padres. Como todo lo que se hace en el club, con el aporte colectivo. Cuando hablo de la escuela, digo proyecto educativo: estamos buscando que el jardín venga a este predio. No es sencillo pero está en nuestros horizontes.

¿Qué enfoque de trabajo pedagógico se busca?

Es un desafío trabajar con adolescentes. Defiendo un montón esa etapa, quiEn no trabaja con ellos por ahí tiene una mirada estigmatizadora: que no hacen nada, que no tienen intereses. Recién me acerqué a un aula porque escuchaba bullicio, vi como producen aprendizajes de otra manera, hicieron un preguntados (juego en red) en la materia de historia. Que estén callados no significa que estén aprendiendo. Así que la propuesta es sumamente democrática. Tenemos un consejo de convivencia, y también los incentivo a que tengan un centro de estudiantes activo.

¿Cómo se encaran las diversas problemáticas?

Lo primero que quiero decir es que hay un uso pedagógico del celular dentro del aula, y descomprimimos el tema de la prohibición. Tienen creatividades, hacen Instagram de problemáticas sociales, hay jornadas de debate. Para eso también les pido a los profesores que estén atentos a ESI (Educación Sexual Integral), que no se cierra en la genitalidad, sino que hablamos de género, discriminación, un montón de cuestiones. El otro día en la clase de plástica les pedí que trabajaran el color piel. Los chicos levantaron la voz y cuestionaron ese enfoque: “¿Qué color es piel?”, me interpelaron. Recuerdo también que para el Día del Trabajador hicieron de cronistas urbanos. Sacaron fotos de trabajadores: barrenderas, panaderos, playeros de estación de servicio. Reflexionaron a partir del derecho al trabajo.

¿Cómo se articula con la Universidad?

En el último año hacen investigación, ven los programas de carreras universitarias. La mayoría ingresa a la Educación Superior. Por ejemplo una ex alumna se está por recibir de Odontóloga, recordemos que la primera camada terminó en 2011. Como estamos cerquita (123 y 58), pasan a saludar porque quieren a la escuela.
--
Gabriela conserva la energía y la frescura por las ideas. Problematiza, pone en crisis las ideas y propone. Habla de Favaloro, de la importancia de traer su historia de vida.
También de Gimnasia, que no sólo forma deportistas, sino personas para el buen vivir. Para eso, dice, está el Bosquecito.

Fotos: Ramiro Domínguez Martinelli
Nota: Santiago Giorello

Letra G
SEGUINOS @LetraG


SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G