Letra G
23902
Fans
19776
Seguidores
El Club

06-02-2018

Coincidencias y diferencias

¿Cómo llega Gimnasia al clásico del próximo sábado? Las virtudes y las debilidades que hasta el momento mostró el equipo de Facundo Sava, bajo la lupa. La perspectiva y análisis del periodista tripero Gabriel Fernández, que aporta su pluma: "El plantel albiazul no carece de jerarquía". OPINIÓN

La esperanza está abierta. Volvió El Antifaz y un puñado de resultados –en amistosos y en torneo- le han dado un crédito interesante para intentar avanzar en este opaco período que atraviesa Gimnasia, ubicado en zonas lejanas de la tabla.

Los cotejos oficiales, ante Rosario Central y Arsenal, mostraron ciertas coincidencias que sirven para avizorar un futuro y algunas diferencias que hablan del pensamiento Sava. Ambos, en el preludio del clásico, mostraron buenos dividendos para el equipo tripero. En materia de confianza, no es poco.

Gimnasia arranca bien, tiene media hora inicial sólida y ofensiva. Luego, tiende a aflojar la presión y se retrasa, lo cual abre perspectivas al rival. Contrariamente a lo que se piensa –y ha sido parte de nuestra polémica con Soso- el plantel albiazul no carece de jerarquía. Por eso los inicios, con Alemán, Rinaudo, Niell, Faravelli, Colazo, entre otros, evidencian llegadas.
En el primer cotejo, el repliegue perjudicó el desempeño y acercó a los rosarinos. De hecho, además de un gol, pegaron dos tiros en los palos. Los lectores conocen la opinión de este periodista al respecto: la línea de cinco hace bulto, pero no resuelve ni facilita el establecimiento de acoplados inexpugnables.

En el segundo, el equipo de Sava careció de contundencia pero logró el equilibrio que seguramente el Colorado buscaba. Su paso atrás no mostró tanto desorden, permitió cierres y relevos en tiempo y bloqueó mejor las búsquedas del equipo de Sarandí.

Si Gimnasia logra combinar la eficacia del partido inicial con el equilibrio defensivo del segundo, es probable que empiece a alcanzar lo que pretende el nuevo técnico. ¿Qué pretende? Se preguntarán muchos. A simple vista, controlar el trámite con circulación pausada no exenta de rupturas y generar filtración con armadores y delanteros experimentados.

Íntimamente, pensamos, también busca no exponerse. El problema de esa actitud es que en ocasiones, el miedo es zonzo porque para crecer en los números hay que arriesgar. Un buen signo al respecto fue la integración al equipo de campo, en el último tramo del cotejo como visitante, de Pereyra y Barrales, más allá del desempeño de los involucrados.

(Una confesión: para el segundo tiempo en el Bosque –paradojalmente tanto en el ya jugado ante Central como en el que viene ante los Ellos- nos hubiera gustado contar con Chirola Romero. Es un debate que no está concluido y aunque moleste, volvemos a ponerlo sobre la mesa. El otro apunte es: habrá que dinamizar el ascenso de pibes y confiar en las inferiores.)

En cuanto a producciones individuales, aunque es prematuro por lo escaso del tramo recorrido, vale destacar a Oreja –a su edad, sigue mejorando-, Alemán –un talento relevante-, Rinaudo –siempre Fito-, Alderete –necesita practicar con la de palo-, Alexis Martán Arias –sigue en nivel- entre varios.

Nos concentramos, iniciamos la meditación trascendental que nos congrega ante un clásico que Hay que Ganar, y hacemos votos todos los triperos para que en este período que recién comienza las cosas le salgan bien a quien nos emocionó con goles decisivos. No es imposible. El aliento, se sabe, está garantizado.

Gabriel Fernández - Director La Señal Medios / Radio Gráfica

Letra G
SEGUINOS @LetraG


SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G