Letra G
23902
Fans
19776
Seguidores
El Club

03-06-2018

A VECES PREGUNTAN POR QUÉ GIMNASIA

Gimnasia no acumula, Gimnasia es. Moviliza, siente, irrumpe, altera. Gimnasia subvierte. Un Club masivo por contagio, por sangre feroz. En el marco del 131 Aniversario, tratamos de explicar este sentimiento.

Dicen que tiene un técnico efusivo, que sale del protocolo: grita, protesta, molesta, moviliza, apasiona. Cuentan que otros buscan estilos europeos, personas trajeadas, remeras doradas, solemnes sujetos sujetados por la pasividad corporal.

Gimnasia cumple sus roles históricos. Una institución que no le sirve al sistema, que no “tiene” como pregonaron aquellos que formaron el fútbol capitalista en los años 30. Gimnasia no acumula, Gimnasia es. Moviliza, siente, irrumpe, altera.

Avisan que existe un defensor de cabellera rubia que es sinónimo de las luchas por lo propio, que suda con humildad, que corre con sacrificio.

Gimnasia subvierte. Un Club masivo por contagio, por sangre feroz. Sin latas simbólicas, con armas nobles. Sus paredes explican que a Gimnasia se lo elige por convicción para trepar la montaña más alta, distanciados de lo fácil, de lo obvio.

Del bosque parten multitudes a las periferias con gargantas gastadas. Miles de vecinos contarán a amigos triperos que escucharon aullidos de las tierras conquistadas cuando la pelota besó redes.

Gimnasia es San Carlos abrazado a Gorina con columnas azuladas. Es el Indio Solari anunciando que verá las paredes creadas por la hinchada del Lobo. Es Don Lufardo encadenado a vos. Es el pibe que te lava el vidrio en 1 y 60 con la camiseta gastada, como así también es el empresario solidario. Es el dirigente que es todo menos Gimnasia. Es el dirigente que intentó pero chocó. Es todo eso. Y más.
Porque las voces vivas cuentan que los trabajadores del Swift cantaron dale Lobo bajo las luces de las fábricas revolucionarias del Berisso popular. Gimnasia es Néstor Basile contando la historia de aquellos que con zapatillas gastadas pasaban a la tribuna del bosque luego del rechazo de estadios viciados por el lujo y la imagen.

Gimnasia es el padre llevando al hijo al Bosquecito con ilusión de quiniela. Gimnasia forma amigos en Estancia Chica y en las pensiones juveniles. Gimnasia vive, respira: es fútbol para ciegos, amigos en el Poli y broncas organizadas por los daños al corazón.

Gimnasia se muestra en ventanas y postes, en remeras y miradas. En calles gastadas, en vinos y las birras. En la familia convive con algún colorado que lo corre por derecha y le muestra su héroe individual, quien nunca podrá vencer al colectivo enorme que representa el sentido gimnasista.

El Club centenario al que los otros lo reducen desde el éxito numérico, aglutina enormes cantidades de pueblos encontrados por los colores intactos.

Gimnasia son los hinchas enfermos que en Necochea hacen radio sentimental hace una década. Gimnasia son los banderazos costeros de amor incondicional. Es Plaza Rocha, es mural y el micro precario que alegra a las provincias.

No critiquen a Gimnasia, construyan con él. Las agresiones motivan resistencias reforzadas, estructuras de terremotos, espaldas con espaldas que bancan la que venga. Quienes estarán en los paseos del bosque serán los mismos humildes que alzan la voz ante derrotas apabullantes por equipos millonarios.

Pregunten en el barrio si Gimnasia no es un tren inundado a Avellaneda. Les dirán con orgullo que Gimnasia incluye. Con el mismo orgullo que van a asociar al minuto al pibe del alma que llega al mundo.

Gimnasia es parte de la vida, una habitación más en la casa de la vida. Pero por sobre todas las cosas recuerden que Gimnasia será. Siempre.


Santiago Giorello

Letra G
SEGUINOS @LetraG


SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G