Letra G
23902
Fans
19776
Seguidores
Fútbol

09-03-2018

UN PASO ATRÁS

Gimnasia cayó ante Banfield en el Bosque y cortó la buena racha que venía cosechando como local. El Lobo desperdició varias situaciones claras, como un penal de Alemán en la primera parte, y Banfield sacó provecho de dos errores en defensa para llevarse los tres puntos. Fue 0-2 y un golpe duro. Ahora, a levantarse en San Juan.


El Lobo fue bastante inocente esta tarde en el Bosque. Y Banfield, un equipo bastante más inteligente y mucho más práctico, que tomó nota de las falencias triperas y logró ganar una pulseada muy disputada.

Gimnasia tuvo en defensa algunos desacoples que parecían curados. Así llegó la apertura del marcador, promediando el segundo tiempo, cuando Darío Cvitanich cabeceó sin marca en el área y dejó sin chances a Martín Arias.

Después, cerca del final, con el Lobo tirado de lleno hacia adelante, una pérdida inocente en el mediocampo derivó en un contragolpe letal de Sperduti. 0-2 y a otra cosa.

Antes hubo un partido parejo, de ida y vuelta, en el que incluso Gimnasia mostró cierta superioridad. Porque fue el que más arriesgó de los dos. Los de Falcioni, desde el minuto uno, apostaron a salidas rápidas y contragolpes que pusieron contra las cuerdas al uno tripero en más de una ocasión.

El Lobo sufrió otra vez la falta de gol en ofensiva. Porque Niell hace un trabajo enorme y asume riñas con todos los defensores rivales, pero llega poco a posición de gol. Y la colectiva más clara del primer tiempo fue un pase entre líneas de Faravelli (de lo mejorcito de la cancha) que Bonifacio mandó apenas por afuera ante la salida de Arboleda.

Después vino una jugada clave: a los 37 Pereyra se dejó caer en el área y Argañaraz, de pobre labor, compró. Alemán se hizo cargo. Le dio a colocar y el arquero del Taladro la sacó bien arriba a su derecha.

Martín Arias no quiso ser menos y a la siguiente jugada le tapó un mano a mano increíble a Cvitanich, que llegó solo a posición de gol. Antes, el uno tripero ya le había negado el grito a un tiro libre de Mouche.

En el segundo tiempo, lo dicho. Gimnasia fue y fue, pero nunca encontró. Los ingresos de Dibble y Barrales no cambiaron la ecuación. Banfield se cerró bien atrás, bien a lo Falcioni. Y el Lobo contó con una más: Pereyra le dio de afuera, Arboleda contuvo en forma fenomenal y después la pelota dio en el palo y salió.

¿Cosas para destacar más allá del resultado? Que desde el juego en sí mismo, Gimnasia no fue menos que Banfield. Y que debutó el pibe Lautaro Chávez, que con un par de maniobras interesantes demostró que puede ser opción más que válida.

Hay que corregir errores. Defensivos y ofensivos. Y pensar en San Martín de San Juan. Será una excursión vital para las aspiraciones de este Gmnasia se Sava.




Letra G
SEGUINOS @LetraG


SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G