Letra G
23902
Fans
19776
Seguidores
Fútbol

25-08-2018

ASÍ SERÁ DIFÍCIL

Gimnasia fue un equipo ingenuo y carente de gestación ante Talleres y cayó derrotado 0-2 en el Bosque, en lo que fue su segunda derrota al hilo y la primera como local en el campeonato. Hubo rendimientos individuales muy pobres, el equipo se fue silbado y sembró preocupación de cara a lo que viene: dos finales en Tucumán y Paraná. Al margen, pésima labor del Silvio Trucco.

Lo del árbitro de esta tarde, Silvio Truco, fue horripilante. No sólo inclinó la cancha a favor de Talleres constantemente, sino que dejó pasar un claro penal sobre Silva y también dejó que la visita se adelantara varios metros en el lateral previo al primer gol de los cordobeses. Suficiente para complicarle la vida a Gimnasia.

Pero más allá de las mediocres decisiones del mediocre Trucco, hubo un partido de fútbol en el que el Lobo fue de mayor a menor y dejó en evidencia varias falencias que preocupan sobremanera de cara a lo que vendrá.

¿La derrota es justa? Sí. La derrota encuentra su justificación rondando los 15 minutos del segundo tiempo, cuando el Lobo empezó a perderse en el terreno de juego después de haber acorralado a Talleres durante un buen rato a puro impulso y ganas, pero sin un gramo de lo que se necesita para ganar esta clase de partidos: eficacia, practicidad y puntería.

No generó mucho el Lobo en ataque. Cerca de una docena de tiros de esquina desperdiciados por Ayala (el paraguayo todavía no logra entrar en ritmo); un mano a mano que el Monito Gómez tardó demasiado en resolver; y un disparo de Piovi (de lo mejor del equipo) que se fue besando el palo del arquero visitante. Por lo demás, en el partido reinó la fricción.

Lo que mejor hizo Gimnasia fue presionar de tres cuartos en adelante. Allí logró complicar en la salida a la defensa de la T. Pero cuando tuvo la pelota, el Lobo no supo qué hacer. Extraña demasiado a Brahian Alemán. No hay conductor ni juego asociado ni jerarquía individual para romper moldes. Gómez, muy solo, perdió más de lo que ganó. Silva, más solo que Gómez, hizo un desgaste impresionante pero nunca le devolvieron una pelota redonda. Entonces así... así será díficil.

Minutos antes de que Talleres se aprovechara (como hacen todos los equipos) de las limitaciones de Oreja y penetrara por la derecha, Troglio había dado un golpe de timón innecesario, rompiendo el medio cuando Gimnasia era más que su rival y desarmando el poco circuito tripero que había hasta entonces. Cubas puso el primero y causó el desmoronamiento de Gimnasia, que nunca supo cómo ir a buscar el empate. Este plantel tiene más de una docena de refuerzos y dejó ir a pibes con potencial.

Ya sobre el final Ortíz liquidó el pleito de contra, cuando Gimnasia sumaba 10 jugadores en terreno rival pero ninguna idea futbolística.

Ahora vienen dos encuentros claves: San Martín de Tucumán y Patronato. Dos paradas que empezarán a determinar, en cierta medida, para dónde rumbeará Gimnasia en esta temporada. Algo tendrá que cambiar. Si no, el asunto se pondrá chivo.

Letra G
SEGUINOS @LetraG


SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G