Letra G
23902
Fans
19776
Seguidores
Fútbol

10-12-2018

ESTE ES EL CAMINO

Gimnasia igualó con Huracán en el Bosque y se despidió de este movido 2018. El Lobo jugó después de 66 horas de haber enfrentado a Central y sin embargo volvió a dejar todo en la cancha. Con actitud y garra, lo empató dos veces tras ir perdiendo y nunca mermó en su intensidad. Silva y Comba marcaron los goles triperos. Ahora, ya hay que mentalizarse en 2019, donde la premisa será mantener el nivel alcanzado en los últimos partidos.

Y se fue el último partido del año nomás. Gimnasia se despidió en el Bosque y ante su gente con un empate 2-2 ante el durísimo Huracán de Gustavo Alfaro.

Pese a que venía de jugar 66 horas antes la final de la Copa Argentina, el Lobo se plantó de entrada y, con garra, actitud e intensidad le jugó de igual a igual a uno de los mejores equipos del campeonato.

Con este empate Gimnasia cortó una racha de cuatro derrotas al hilo en la Superliga y llegó a la línea de las 15 unidades, poro si se tiene en cuenta que el objetivo inicial rondaba los 20-25 puntos.

El partido fue de ida y vuelta. Bajo la lluvia, Gimnasia y Huracán se sacaron chispas: el Globo, siempre buscando lastimar con Lucas Gamba, que se movió con éxito por todo el frente de ataque; el Lobo, apostando a la velocidad de Tijanovich y Comba y al olfato goleador de Santiago Silva.
Auzqui abrió la cuenta al minuto de juego, tras aprovechar un mal despeje del pibe Guiffrey. Y Gimnasia no tardó mucho en igualar las acciones: a los 9, Ayala la mandó a la olla y Silva cabeceó en forma implacable hacia la red.

El encuentro siguió siendo muy físico, táctico y parejo, aunque no faltaron más situaciones de gol. Las más claras fueron del Tripero: lo tuvieron Tijanovich, Silva y Hurtado, que increíblemente definió a las manos de Marcos Díaz con todo el arco a su disposición.

Cuando parecía que e Lobo podía dar el golpe, Huracán sacó una rápida contra que culminó en el gol de Toranzo para el 2-1. Y otra vez, como había pasado en el primer tiempo, Gimnasia se recuperó de inmediato y lo empató a través de Comba, que cabeceó por arriba del arquero quemero.
Desde entonces, no quedó tiempo para mucho más. Gimnasia empezó a sentir el cansancio por jugar con tan pocas horas de descanso y terminó aferrándose a un punto que sire para cortarla racha de cuatro derrotas al hilo.

Ahora, ya con el objetivo puesto en 2019, el Lobo parece haber encontrado su mejor versión: la mostró con River y Central en la Copa Argentina, y esta noche ante Huracán en el Bosque. Si mantiene la idea y el nivel, y si logra hacer un buen mercado de pases, entonces el asunto será menos complicado el año que viene.

Letra G
SEGUINOS @LetraG


SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G