Letra G
23902
Fans
19776
Seguidores
Fútbol

02-02-2019

Acomodó piezas y se llevó una victoria

Después de seis partidos, el Lobo ganó un partido chivo con un rival intenso de buenos nombres más allá de su situación en los promedios. Se vieron dos tiempos distintos. Deberá trabajar el esquema y volver a la solidez defensiva.

Gimnasia ganó con resultado exagerado, el 3 a 1 fue el premio a un partido que empezó en adversidad con un esquema que no funcionó. Guiffrey sufrió la marca y pagó en el entretiempo la exposición a un rival que apostó por su lado para profundizar el ataque.

En diez minutos, Tigre llegó mano a mano en los últimos metros y no pudo abrir el marcador. Por el buen nivel de Martín Arias o por imprecisiones, el entretiempo concluyó en cero y Gimnasia no pudo generar chances de gol. Queda claro que Mussis necesita complementarse con volantes de marca, porque Faravelli no es Rinaudo.

Echeverrría le ganó el ajedrez a Troglio en los primeros 45. Esperó y le dejó la pelota a los tres centrales triperos para que rompieran líneas. Al no encontrar pases claros, un mediocampo veloz y poblado recuperaba y en pocas transiciones le provocaba daño a Gimnasia.

Los ingresos de Mansilla y Gómez cambiaron la jerarquía del equipo local. El ex Racing ganó en los mano a mano y abrió espacios para cambiar la cara en pocos minutos. Un error del arquero rival y dos pelotas paradas fueron la consecuencia de la búsqueda del triunfo.

Pero hubo momentos de zozobra, porque el ingreso de Morales en la visita se combinó con jugadores dinámicos en ofensiva. Tigre supo utilizar el ancho del campo, se asoció con pases cortos y empató de manera justa. Si bien en las chiquitas el árbitro inclinaba en los fallos para la visita, hubo una jugada dudosa de Guanini que Baliño omitió y podría haber cobrado penal.

Gimnasia Ganó por las jerarquías individuales en momentos clave, desde Martín Arias hasta Mansilla y Gómez. Empieza a facturar con pelotas paradas y eso suma cuando el escenario es complejo. Aun así, falta generación de juego para provocar más chances de gol. La paradoja es que no convertía más de dos goles cuando le ganó a Vélez por 4 a 0 con Soso como entrenador en 2017.

Por otro lado, es el primer partido en la temporada que se le gana a un rival directo y eso oxigena. Ahora vienen Lanús y Defensa, dos equipos de alto vuelo. Gimnasia deberá laburar el mediocampo y se puede ilusionar con delanteros jóvenes y de proyección, articulando con Silva que se sacrifica, pero que baja a dar una mano porque ve que la pelota no llega.

@santigiorello

Letra G
SEGUINOS @LetraG


SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G