Letra G
23902
Fans
19776
Seguidores
Fútbol

02-11-2019

PARADELA AL PODIO

El pibe José Paradela fue el mejor de Gimnasia en el clásico. Mostró atrevimiento, buen manejo y claridad con la pelota. Buenas tardeas de García y Caire. PUNTAJES

Alexis Martín Arias (5): En el primer tiempo solo fue exigido en una y cortó bien con los pies. En el gol del visitante pareció poder hacer algo más.

Maximiliano Caire (6): Nuevamente, el mejor de la defensa. Contuvo a López todo el partido y el equipo no sufrió por ese sector. Pasó con mucho criterio al ataque y con más claridad que algunos volantes.

Manuel Guanini (4): Un error suyo definió el clásico. Salió muy alto a marcar a Fernández y dejó desprotegida su zona, Retegui lo aprovechó para recibir a sus espaldas.

Germán Guiffrey (4):Culpa compartida con Guanini. En el gol de la visita, el delantero rival lo gambeteó con muchísima facilidad para anotar el gol. Además, en la primera parte desperdició una chance clarita luego de un córner.

Lucas Licht (3): El peor del encuentro. Su sector izquierdo fue una invitación constante a ser atacado, perdió muchísimos mano a mano y pelotas divididas. Sumado a que entró en el juego de ellos, de calentar el partido. Innecesario para el equipo.

Horacio Tijanovich (4): Con ganas no alcanza. Corrió, presionó e intentó, pero nunca con claridad ni peligro. Lo contuvieron fácilmente, porque al mínimo contacto se dejaba caer.

Víctor Ayala (5): Partido correcto. Durante la mayor parte del partido fue el dueño de la mitad de la cancha. El funcionamiento del mediocampo fue clave para no sufrir en defensa.

José Paradela (7): El mejor de la cancha y en su primer clásico. Por su amor propio, desfachatez y las ganas de ir siempre para adelante. Todas no le salieron, pero fue el único que puso la pelota al piso y jugó. Por momentos fue una pesadilla para los rivales que no le podían sacar el balón.

Matías García (6): Buen partido. De sus pies vinieron las chances más claras de Gimnasia. Pero sus buenos momentos fueron muy intermitentes, y en situaciones en que el equipo lo necesitaba no apareció.

Matías Miranda (6):Primer clásico para el pibe y estuvo a la altura. En las que intervino le dio mayor fluidez al juego y siempre encontró a un compañero bien ubicado. Cuando se juntaba con Paradela y García construían lo mejor del Lobo.

Nicolás Contín (5): Buen primer tiempo, aguantando y descargando todo lo que le tiraban. El segundo ya no aguantó mucho y quedó relegado en el juego. Erró un gol insólito en el punto penal, que lo terminó bajoneando y ya ni participó del partido.


INGRESARON

Jesús Vargas (5): Le dio algo más de atrevimiento al equipo con sus gambetas, pero el rival ya estaba bien cerrado atrás y no pudo hacer demasiado.

Claudio Spinelli (4): En 20 minutos no tocó la pelota. No pudo siquiera bajar uno de los tantos pelotazos que lanzaron los defensores.

Maximiliano Coronel (-): Jugó pocos minutos.

DT Y ÁRBITRO

Néstor Pitana (Mal): Se lavó las manos en todas las jugadas polémicas y dejó que se calentara el clásico cuando no era necesario. No se animó a expulsar a Fernández y tampoco midió con la misma vara las amonestaciones. El pibe Miranda hizo una sola infracción en todo el partido y el árbitro le mostró la amarilla; caso contrario al 10 rival que luego de cuatro faltas solo fue advertido.

Diego Maradona (Regular): Su equipo fue más, y mereció el empate, pero no jugó bien. Otra vez, como en todos los partidos de local, los errores se pagan carísimo. Y este era un partido en el cual, el equipo de Maradona no debía cometerlos. Sumado una vez más a la ineficacia en la definición. Tuvo pocas, pero las que tuvo, en un partido de esta magnitud y en la situación de su equipo, no se debieron fallar.

Mantuvo los mismos once que jugaron la mayor parte en Rosario. Y otra vez lo más flojo estuvo en el sector del capitán. Licht es su jugador y referente, pero nuevamente demostró que no está a la altura. Le facilita las cosas a los técnicos rivales, todos mandan a sus jugadores a atacar por ese sector. Por otro lado, el equipo de Maradona mostró solidez en la mitad de la cancha, ahí la batalla la ganó Gimnasia desde el juego y la recuperación. Pero, otra falencia que tuvo su equipo fue en el sector de Tijanovich. El 11 no pudo desbordar ni una sola vez, cuando tenía que gambetear terminaba siempre en el piso. En mucho menos minutos, Vargas sí pudo hacerlo.

Parece difícil, y más con este golpe tan duro, pero a Maradona le quedan un cierre de año accesible. Aunque, bien se sabe, para estos jugadores ya nada es accesible. Debe, por lo menos, sumar 6 de los próximos 12 puntos. Y rogar que no sume el resto.

Letra G
SEGUINOS @LetraG


SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G