Letra G
24588
Fans
19776
Seguidores
Fútbol

29-11-2019

¡ES UN AFANO!

Gimnasia le ganaba cómodamente a Banfield en el Sur con un golazo de chilena de Ramírez, pero apareció el incapaz Fernando Espinoza para cobrar un penal inexistente y expulsar al pibe debutante Insfrán. Así, el Taladro lo empató y al Lobo lo dejaron sin la victoria. ¿Hasta cuándo van a seguir bombeando a Gimnasia? El peso en AFA es nulo. ¿Pellegrino hará algo al respecto? ¡Vergüenza!

Así no se puede. Gimnasia venía piloteando bien un encuentro que ganaba con justicia en cancha de Banfield hasta que Fernando Espinoza decidió arruinar todo: arruinó la victoria del Lobo y arruinó también un partido entretenido que auguraba un buen espectáculo.

¿Qué pasó? A los 30 minutos Lenis se zambulló en el área ante la salida de Insfrán. El incapaz referí pitó penal y expulsó al arquero debutante del Lobo por doble amarilla. El pibe ya había sido amonestado a los 13 minutos, sin advertencia previa, supuestamente por hacer tiempo. Inédito.

Maradona sacó a Paradela para el ingreso de Martín Arias, Dátolo canjeó penal por gol y entonces el tablero quedó complicado para Gimnasia, que tuvo que aguantar la igualdad con un hombre menos durante los 60 minutos que quedaban de juego. Allí emergió lo positivo de la tarde: el Lobo mostrando solidez defensiva, orden e inteligencia para no dejarse avasallar por Banfield.

Antes de todo eso, Ramírez había abierto la cuenta con una chilena espectacular tras una buena maniobra de Tijanovich por la banda. Lo mejor del Lobo pasó por ellos y por García. Caco fue el abanderado del equipo y otra vez demostró que Gimnasia a menudo es él más diez.

El segundo tiempo estuvo de más. Banfield manejó el trámite gracias a la superioridad numérica, pero nunca le encontró la vuelta a una defensa bien plantada. Maradona mandó a la cancha a Alemán y a Mussis para ganar en la tenencia y para buscar faltas cerca del área que le permitieran meter la pelota en la olla. Y lo logró, porque Gimnasia contó con varios tiros libres peligrosos que bien pudieron haber cambiado la ecuación, como un misil de García que Arboleda sacó del ángulo con ayuda del travesaño.

El mamarracho Espinoza, a sabiendas de que en el primer tiempo ya había arruinado el partido y perjudicado sobremanera a Gimnasia, se dedicó a compensar en el complemento: pitó en todas las divididas a favor del Lobo y no cobró un penalazo de Caire sobre Urzi. Papelón más grande no se consigue.

Más allá de todo, Gimnasia debe fijarse en lo bueno que le dejó la jornada en el Florencio Sola, que fue bancar la parada con un hombre menos y traerse un empate valioso, que sin dudas se potenciará si el domingo que viene despide el año con una victoria ante Central Córdoba.


Letra G
SEGUINOS @LetraG







SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G