Letra G
24588
Fans
19776
Seguidores
Fútbol

29-12-2019

proliferan los pirinchos

La política de incorporaciones llevada adelante por Gimnasia en los últimos años no fue la mejor. El Lobo sumó 31 nuevos futbolistas en las últimas tres temporadas y pocos le dieron un salto de calidad importante al equipo. ANÁLISIS

Con los últimos tres refuerzos (Mancilla, Agudelo y Pérez García), Gimnasia suma un total de 31 incorporaciones en las últimas tres temporadas, lo que equivale a casi un equipo por año. El dato no incluye a jugadores que volvieron al club luego de haber sido prestados a otras instituciones, como es el caso de Contín, Eric Ramírez y Tijanovich. El número será superior, seguramente, cuando se reanude el campeonato ya que aún está abierto el libro de pases.

Otro dato: 13 de los jugadores que se incorporaron, es decir el 42%, jugaron menos de 10 partidos. Es más, tres de estos refuerzos apenas disputaron un partido (Janeiler Rivas, Alejandro Melo y Kevin Gutiérrez), mientras que Gianluca Simeone, si bien ingresó en dos partidos, ni siquiera alcanzó a sumar 40 minutos.

El 80% de estos players vinieron en condición de libre o a préstamo, por lo que no incrementaron el patrimonio del club. A su vez, uno de cada cuatro “refuerzos” tenían, al momento de llegar al club, más de 30 años, encontrándose en la curva descendente de sus carreras.

Vale una aclaración: la edad no condiciona, de por sí, la jerarquía de un jugador. En los años 90, tuvimos el caso de Pedro Troglio que vino con 32 años y la rompió, o del Beto Márcico que llegó a Gimnasia con 36 y fue figura, y uno de los goleadores del torneo, a punto tal que fue convocado a la Selección. Lamentablemente, ninguno de los “experimentados” que llegaron a Gimnasia -para reforzar el plantel- tienen punto de comparación con Peter, ni mucho menos con Márcico. El problema radica en traer jugadores de relleno, del montón, que llegan al club por cuestiones extrafutbolísticas.

En algún momento, se deberá hablar, y poner en discusión, los acuerdos que tienen dirigentes e integrantes de los cuerpos técnicos con representantes, vinculaciones que muchas veces terminan siendo determinantes en el armado de los planteles.

La política de incorporar “pirinchos”, como decía Griguol, es la que lleva a que el club, pese a la convocatoria de acreedores, vuelva a estar endeudado en dólares, a merced de los acreedores que, para colmo, ahora son dirigentes.


Juan Gossen - @juangossen

Letra G
SEGUINOS @LetraG







SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G