Letra G
24588
Fans
20120
Seguidores
Fútbol

13-01-2020

Gimnasia y el representante que hace negocios con pibes de 11 años

El accionar de Juan Cruz Oller en el mundo Gimnasia sigue dando que hablar. El caso de Manuel Guanini, que no firmaría su renovación, se suma al de varios futbolistas con pasado en el Lobo.

Además de Bragarnik, hay otros empresarios del fútbol -con intereses en Gimnasia- cuyo accionar debería ser puesto bajo la lupa.

Uno de ellos es Juan Cruz Oller, un representante de fútbol inscripto como monotributista en la AFIP y que no por casualidad suele actuar en los mismos clubes donde Bragarnik también tiene intereses creados. En rigor, los representantes con mayor peso en la Argentina, más que competidores, parecen socios. Los une un proyecto en común: privatizar el fútbol a través de las sociedades anónimas deportivas (SAD).

Oller es el actual representante de Manuel Guanini, y de los ex triperos Ezequiel Bonifacio, Pablo de Blasis, Fernando Monetti y Santiago Rosales. También representa DT´s como Israel Damonte y Pablo Lavallén.

Como es de público conocimiento, Guanini no quiere saber nada con renovar su contrato con Gimnasia y está cerca de quedar libre. Lo mismo ocurrió en su momento con De Blasis y Bonifacio. Este tipo de maniobras le generan un enorme daño patrimonial al club que durante años los formó, los hizo debutar en primera y los convirtió en jugadores profesionales.

A todas luces, la estrategia de que los jugadores de Gimnasia queden libres no es una mera casualidad. En realidad, parece un modus operandi del propio Oller, lo que no exime de responsabilidad a los propios jugadores como así tampoco a los dirigentes que no toman los recaudos necesarios para defender adecuadamente los intereses de la institución.

Llamativamente, la dirigencia de Gimnasia sigue manteniendo vinculaciones con Oller cuando a esta altura habría que aplicarle, como lo hizo Belgrano de Córdoba en el año 2015, el derecho de admisión. En Belgrano lo declararon persona no grata tras una serie de escándalos vinculados con los pases del futbolista Rigoni y Fernando “Cuqui” Márquez (actualmente en la órbita de Gimnasia”), a quienes representaba.

Solo basta con acceder a la web de “Oller Group” para ver qué clase de representante es: promociona como si se tratara de mercancías -para ser subastadas- a niños de 11, 12 y 13 años, con fotos que los muestran posando como si fuesen futbolistas profesionales. Las imágenes está acompañadas por una ficha donde figura la fecha de nacimiento; posición principal y secundaria en el campo de juego; y hasta el tipo de pasaporte (tener pasaporte italiano o de algún otro país de la comunidad europea, implica que no ocupa cupo de extranjero en el viejo continente).

A modo prueba, hice dos capturas con algunos datos de un niño de 11 años y otro de 12 años recién cumplidos, representado por Oller. Este último juega en un club de Avellaneda y tiene pasaporte italiano. Seguramente, el empresario cuenta con la autorización de los padres y/o tutores de los niños para hacer semejante exposición, pero lucrar de esa manera con preadolescentes y adolescentes que en algunos casos ni siquiera terminaron la escuela primaria debería recibir, aunque sea, una sanción moral.

En conclusión, separar del plantel a Guanini, como se hizo con Bonifacio, es una medida poco efectiva. Si queremos realmente evitar que Gimnasia siga pagando los desaguisados de empresarios inescrupulosos, se debería evitar firmar cualquier tipo de contratos donde intervenga este tipo de personajes que tanto mal les hace a las instituciones del fútbol.


Juan Gossen

Letra G
SEGUINOS @LetraG







SEGUINOS facebook.com/letra.medios


Letra G